top of page

La vida, cada segundo cuenta.

Hoy caminaba con mis perros en un maravilloso día primaveral, una alfombra multicolor de flores silvestres resplandecía bajo el sol, Los pájaros volaban de un árbol a otro entonando alegres melodías en maravillosas acrobacias de apareamiento, con la suave brisa de Septiembre, los árboles se

graciosamente dándonos la bienvenida.

Los perros felices oliendo cada nuevo rincón, cada árbol una nueva aventura, un descubrimiento a cada momento.

Todo parecía una fiesta y yo allí siendo parte de ella. El palpitar de la vida colmaba mis sentidos, todo era plenitud.


Al cabo de una hora y ya llegando al final del camino me di cuenta que durante los últimos 15 minutos, había sido raptada por el ladrón del momento presente, que me había llevado a lejanos lugares oscuros e irreales, a un futuro inexistente que me había robado éste único momento de vida que soy una con el todo, la vibrante naturaleza había desaparecido y con ella 15 minutos de mi vida, que nunca volveré a vivir.

Tomé el control nuevamente y regresé no permitiendo que el pensamiento regresara a robar mi único y gran tesoro, éste único momento de vida.


Cuando dejamos a la mente tomar el control, dejamos de vivir, se nos genera sufrimiento. Estamos diseñados para lidiar con el presente, no estamos diseñados para lidiar con el pasado o el futuro.


El hacernos presente nos permite ser informados por la vida, nos conecta con nuestra sabiduría y la inteligencia que nos hace vivir en plenitud y gozo.

Cuando nos distanciamos de quién creemos que somos y estamos en el presente, sucede algo extraordinario aparecen ideas creativas, pensamientos frescos que nos conectan con nuestro ser interno y la creatividad comienza a florecer de manera natural y estás abierto a recibir ese poder innato que es tu verdadera guía para vivir en bienestar.


Cuando te conectas contigo mismo te das cuenta que no necesitas nada ni a nadie, todo lo que necesitas ya está ahí.

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

留言


bottom of page